user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

El 29 de octubre de 1969 se puso en marcha en la Universidad de California el primer router. Ese aparato que casi todos tenemos en casa y que no es más grande que un pequeño libro, en aquella época tenía el tamaño de un armario, pero su concepción ha hecho posible la Internet de hoy.

Su inventor fue Leonard Kleinork, un científico informático y profesor en esa Universidad. Aquel router no era más que la implementación física de las ideas de Kleinork en torno a la transmisión de datos por redes en base a paquetes, una necesidad que derivaba de las amenzas latentes durante la denominada Guerra Fría.

Autor, entre otras, de la teoría de colas, este investigador se formó en el MIT, cuna de muchos otros científicos de enorme relevancia en el área de la Tecnología. Sus estudios han servido de base para el desarrollo de la denominada conmutación de paquetes, ingrediente esencial para el tráfico de datos en Internet.

El router en cuestión no era conocido como tal. Se bautizó en su momento como un procesador de mensajes de interfaz (interface messages processor, IMP). Dado que el dispositivo dirige por rutas los paquetes de datos que gestiona, sus posteriores evoluciones fueron adquiriendo el nombre de enrutador, o router, en inglés.

Las "tripas" del aparato original habían sido construidas con una base de un ordenador Honeywell, al que se le hizo una profunda manipulación y ampliación para, por fin, conseguir el propósito de gestión de mensajes que hiciera realidad la idea de Kleinork. El resultado: un router. Aunque de insignificantes prestaciones si lo comparamos con los actuales, el dispositivo original, que conserva el científico, constituyó todo un hito en el mundo de las Telecomunicaciones.

Nuestra felicitaciones al router por su cumple y, por encima de todo, a Leonard Kleinork.

 

Fuente: Elaboración propia (ViveInternet)

Referencias:

- Wikipedia

- Microsiervos