user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

ent act formarte online 15 11 2015

Estudiar por Internet está de moda. Práctico, a veces económico, libertad de horarios... Pero la realidad es que todas sus ventajas pueden caer en saco roto si no gestionas tu formación online bien. Te contamos cómo seleccionar un buen curso y gestionar tu aprendizaje eficientemente.

Hace diez años apenas existían entidades que formaran por Internet. En españa la Universitat Oberta de Catalunya, más conocida por siglas UOC, fue la pionera, ofreciendo formación reglada que luego iría ampliando a títulos propios y pequeños cursos ad-hoc. Su oferta de formación hoy es amplísima. A la UOC se unirían poco después otras universidades privadas, públicas y centros de enseñanzas troncales especializados en sus áreas de conocimiento específicas.

En Canarias contábamos como pioneros con eduCanarias, una iniciativa impulsada por el Gobierno Autónomo, y con RadioECCA, que complementaba sus actividades de docencia tradicionales radiofónicas, con formación vía la propia eduCanarias.

Hoy la realidad es que los cursos por Internet abundan hasta llegar a abrumar. Pero si buscas bien, encontrarás varios que se adecúen exactamente a lo que deseas, tanto en sus cualidades temáticas y temporales, como en sus precios (los hay gratuitos y de hasta algunos miles de euros).

Cualquiera que sea tu caso, debes saber que el aprendizaje online requiere de mucha autodeterminación, disciplina, compromiso, planficiación y participación. Pero, vayamos por partes.

Lo primero que debes hacer es escoger tu curso y la entidad con que lo harás. Con su temática en mente, busca en Internet. Verás tanto resultados de búsqueda como la tradicional publicidad que Google y otros añaden a su alrededor. Selecciona el curso que parezca más adecuado a tus intereses, analiza sus contenidos, profesorado, opiniones (si las hay), recursos de apoyo al alumnado, como foros, documentacón, chats con el docente, etc. Busca referencias de la institución que imparte el curso, así como acreditaciones de que disponga para el ejercicio de su actividad. Estas últimas se deben mostrar en la propia web.

Ya te has matriculado. ¿Ahora qué?. Debes haber recibido o se te ha informado de un programa formativo, material de apoyo, recursos con que contarás durante el curso, tutorías, calendario de videoconferencias, etc., y otros temas. Llega el momento de la disciplina. La libertad de horario tiene muchas ventajas, pero el gran inconveniente es que, si no te organizas y te marcas unos objetivos y un calendario realistas, tu curso puede quedar en aguas de borrajas. Y si el curso no es de los gratuitos, esto no sólo dolerá a tu ego, sino a tu bolsillo también. Así que organízate bien.

Por si no lo sabías, el porcentaje de abandono del alumnado en este tipo de cursos es alto. Las responsabilidades familiares y laborales quitan tiempo, sí. Por esto y, por encima de todo, recuerda que lo más importante es hacerte un calendario realista y cómodo. No hay prisas. No pretendas acabar en cuatro semanas un curso creado para ser terminado en doce. Esto no es real. Si tu planificación, en este curso de ejemplo se va a las 24 semanas, no pasa nada. Pero cíñete tu programa.

¡Que vivan YouTube, Facebook y TripAdvisor!. Pues no. Estás ante el ordenador aprendiendo con tu curso. Estás ampliando tu conocimiento en un área que te ayudará a progresar profesionalmente. Mientras te formas online, olvídate de visitar páginas de redes sociales, ocio, y demás. Posiblemente durante tus clases requieras visitar ciertas páginas y hacer búsquedas en Internet. Evita distracciones y céntrate en lo que tienes que hacer ante tu ordenador y considera a tu navegador un instrumento exclusivamente para el aprendizaje en esos momentos.

Seguramente en tu curso coexistirás con otros alumnos. Interactúa con ellos, comparte inquietudes, pregunta cosas y responde a otras. Tendrás uno o varios profesores. Nunca dudes en consultarles lo que consideres. Están para eso. Con toda seguridad la empresa te habrá informado de ciertas formas de conectar con tu profesor o profesora. Haz uso de estos recursos. Participa como un miembro activo, implicándote.

Ya lo sabes. Planificación y disciplina son las claves.

¡Mucha suerte en tu curso!

 
ViveInternet
Referencias: