user_mobilelogo
  • ViveInternet_Banner.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/ViveInternet_Banner.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg
  • Banner-EATIC-2020-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner-EATIC-2020-ViveInternet-.jpg

tic act BMLos alumnos del IES Viera y Clavijo nos presentan su invento

El IES Viera y Clavijo es otro de los centros que ha participado en el concurso piloto de diseño de una solución Smart City a través de la tecnología. Es un centro muy activo, con una gran participación en proyectos educativos externos al propio instituto y, pese a los recortes, ha logrado sacar el tiempo e implicar a sus alumnos en este proyecto. Hay que recordar que este concurso forma parte del Programa para el Fomento de las Competencias Digitales en Canarias (CODECAN) de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI). Para ellos, pese a la falta de tiempo, ha sido una experiencia muy positiva y animan al proyecto a continuar con su implantación. Hablamos con Félix Martín, profesor de Tecnología de este centro y coordinador del proyecto en el mismo.

Desde un punto de vista educativo y pedagógico, ¿qué opinión le merece esta corriente, cada vez más consolidada, del open hardware y open software como mecanismo de acercamiento al apasionante mundo de la electrónica por parte de los alumnos?

cita entrevista smart City viera 11 6 2015“Es muy positivo. Nosotros estamos trabajando ya con un sistema operativo en el centro (Ubuntu) que es Linux y estamos migrando parcialmente desde el entorno Windows al Linux. No tenemos nada privativo y se intenta que los documentos sean creative commons. Con respecto al hardware, como profesor ya conocía Android y Arduino desde el año 2005 y desde hace años trabajamos en el aula con Arduino por sus potencialidades. Son entornos más abiertos que ayudan a los alumnos a acercarse a la tecnología porque es de fácil acceso tanto desde el punto de vista tecnológico como por el económico. Un dispositivo Arduino 1 supone unos 4 o 5 euros de coste, y por ese precio puedo disponer de placas de microcontroladores. Además, el soporte de la comunidad de usuarios de Arduino ha crecido exponencialmente y hay una gran cantidad de documentación en internet. Los alumnos, al tener más acceso y libertad, les permite más creatividad. En otros entornos solo se permite ensamblar piezas y aquí hay que pensar”.

En este sentido, ¿cree que estas disciplinas se encuentran lo suficientemente consideradas en los actuales programas formativos?

“En absoluto. La tecnología, la informática y la electrónica cada vez están siendo relegadas a una consideración de hermano pobre de la Educación pese a ser el futuro de la sociedad. Cuando hablamos de potenciar cada vez más las TIC, no se entiende que estén cada vez más recortadas estas materias en la escuela. Ahora mismo, Tecnología es una optativa pura no troncal, de libre oferta y en la ESO y Bachillerato se ha recortado. Estamos abocados a un país tecnológicamente en franca decadencia en nuevas tecnologías. Los niños tendrán acceso a la información pero no a proponer productos tecnológicos de calidad. Serán consumidores pero no productores de tecnología”.

En esta misma línea ¿sería necesario, en su opinión, una mayor potenciación de las mismas no solo como mecanismo de innovación tecnológica sino también como elemento de consolidación de los contenidos adquiridos en otras materias como las matemáticas o la física?

“El tema está en que se debería introducir paulatinamente en todos los contenidos, que no sea algo exclusivo de Tecnología como lo es en la actualidad. Los controladores, la electrónica, la programación, motores, etc. deberían introducirse en otras materias con una finalidad concreta. Por ejemplo, en este centro tenemos un proyecto de una obra de teatro que se hace en la oscuridad que se van a usar diodos leeds para que se activen con el movimiento. Realmente, tenemos que darnos cuenta de ‘el para qué’ no solo en ‘qué se puede hacer’ sino que sean dispositivos reales, útiles para algo”.

Incidiendo un poco más en el papel de las TIC, ¿cómo valora el papel de las TIC y su relación con los menores de edad? ¿se potencia el consumismo y el uso de los servicios que ofrece en igual medida que los riesgos o peligros a los que se exponen?

“Lo que ocurre es que los riesgos siempre van a existir haya TIC o no. El bullying, el ciberacoso, el sexting… cualquiera de estas modalidades existía de alguna manera antes de las redes sociales, no es una cosa nueva. Hay que educar en el uso responsable de las nuevas tecnologías, algo que no es fácil, no se puede abordar desde un único ámbito que es el educativo, sino desde las casas y las familias. Se puede convertir en un problema si no se aborda. Lo que está claro es que es más importante el uso y la relación coste/beneficio es superior los problemas que pueda causar. Hablo, por ejemplo, del uso de la domótica y de la electrónica, esto no conlleva ningún problema asociado. También, el aumento del ancho de banda permite muchas ventajas como poder ver una clase en streaming o vídeo porque se ha avanzado en velocidad y disponibilidad de datos. Ahora se encuentra más contenido, más accesible y con más rapidez.”.

Otro aspecto del que nos gustaría conocer su opinión, ¿aprecia una brecha de género en el interés por estas materias? ¿identifica alguna medida que se podría poner en marcha para favorecer una reducción de la misma?

“Es una realidad. Los chicos se siguen acercando más a estas materias. En mi clase, por ejemplo, es una realidad, en primero de Bachillerato, en Tecnología hay 24 alumnos y una sola chica. En este caso se ha dado así, este año en concreto. Es importante que se revierta esto pero la libertad de elección define esto. Habría que plantear campañas de concienciación para que las chicas se acerquen más a las TIC, pero no podemos incidir sobre intereses personales: ellas eligen libremente y se decantan por otras materias…”.

Cuando se planteó la posibilidad de participar en esta experiencia piloto, ¿A quién entusiasmó más la idea? ¿Al profesor o los alumnos?

(Alumnos) “A todos en general, porque después de la experiencia que tuvimos con Arduino, nos dimos cuenta de que se podían hacer tantas cosas que nos podíamos reunir todos y hacer macroproyectos y ayudarnos entre todos… el profe la planteó en clase y todos en general aceptamos y nos pusimos a ellos. Se planteó que podríamos crear una casa inteligente con iluminación y alarmas”.

(Profesor) “Era un reto y me gustan los retos porque ellos nunca habían trabajado con Arduino de una forma práctica y eso al estar en un proyecto lo podríamos hacer. Ha sido duro, pero entretenido y satisfactorio. Aprendes un montón, estábamos entusiasmados y así se aprende mejor…”.

Para los alumnos ha sido todo un reto, ¿qué les ha motivado a participar en esta experiencia? ¿o dicho de otra manera, por qué les atrae el mundo de la electrónica?

“Nos gusta todo lo que se puede hacer con tan poca cosa. Es algo que descubrimos con la experiencia. Algunos de los alumnos queremos hacer carrera de ingeniería informática y la posibilidad de programar algo que tiene un resultado real que se puede ver nos gustó. Además, como dice nuestro profesor: la programación es el futuro. El proyecto nos ha dado la oportunidad de verlo y trabajar realmente: no es la teoría, con esto se programa y se resuelven los problemas que se plantean y hay que pensar más”.

ConcuSmartCity 9 6 2015¿Qué se entiende por “Smart City”?

“Ciudad inteligente. Una ciudad que puede abastecerse por sí mismo y prevenir los excesos de consumo, que sea sostenible y que no perjudique a las siguientes generaciones”.

¿Qué entienden por “innovación tecnológica”?

“Es como evoluciona la tecnología y cómo se puede aplicar al bienestar de la gente. Es una forma de mejorar la calidad de vida a través de la tecnología para mejorar la sociedad”.

¿Consideran que a la hora del planteamiento del prototipo a construir dentro de esta experiencia piloto han tenido que ejercitar su capacidad de innovación? ¿Es una actividad con la que se enfrentan con cierta frecuencia?

“Esto nos ha hecho pensar y sacar y aplicar toda la teoría que teníamos. Aprendimos hasta a soldar, a poner cables, a pinear, a que quede todo bonito, a doblar metacrilato… en otras asignaturas no habíamos tenido que aplicar esto previamente. Problemas con la electrónica y la robótica te encuentras en todas partes, siempre vas a tener un reto nuevo, gente con la que competir… Además de en este concurso hemos participado en los de First Lego League con muy buenos resultados. En general, con este proyecto lo que queremos buscar es innovación… estas asignaturas y proyectos nos han servido para tener un acercamiento a otro mundo y a definir una vocación de futuro”. El profesor apunta que la informática no debe ser solo una opción sino que todas las carreras técnicas o, incluso, las de letras van a necesitar de contenidos informáticos, aunque no sean excesivamente técnicos”.

La participación en esta actividad, ¿les ha permitido adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades? ¿conocimientos de nuevas tecnologías y/o habilidades como el trabajo en grupo?

(Alumnos) “Hemos aprendido muchísimo, aunque depende también de cada uno. Hay gente que trabaja más y gente que menos. Realizar cosas con las propias herramientas eso ha sido nuevo. Esto te permite tener una experiencia pese a que no tenemos suficientes recursos materiales. Este proyecto nos ha generado conocimientos de Arduino, programación, electrónica… el tema del trabajo en grupo: no ha habido discrepancias sino distintos grados de implicación. Lo más difícil es implicar a todos. Hay que resolver problemas… nos encontramos con un brazo que no funciona, un mecanismo, un eje… esto es mucho más rico. Al principio nos decía el profesor lo que teníamos que hacer, pero al final del proyecto cada uno teníamos nuestra autonomía y decimos nosotros lo que queríamos aportar a la ciudad, cada uno hemos cogido nuestra propia autonomía, hemos ido mejorando como grupo. Con el tiempo, cada uno ha mejorado sus facetas, muchos han hecho su parte, ha habido ideas que se han aportado y cuando se ven la maqueta de cerca ha llamado la atención”.

(Profesor) “La experiencia ha sido muy positiva pero el próximo año cambiaremos la metodología, primero empezaremos con un proyecto y luego con la teoría”.

Sin querer desvelar nada acerca del prototipo, ¿consideran, tanto profesor como alumnos, la experiencia interesante?

“Hemos hecho una casa domótica. Ha sido interesante porque a lo mejor hay un problema con un eje y estás todos los días pensando en cómo resolver ese problema. La casa domótica puede funcionar con el móvil pero hemos tenido problemas con el móvil para usar el interruptor y eso nos ha hecho pensar mucho en cómo resolverlo, la idea era que al juntar toda la programación funcione todo. Quizá fuimos demasiado ambiciosos… se hizo una pequeña programación que no está del todo afinada”.