user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

tic act purezaEquipo de participantes del Colegio Pureza de María de Santa Cruz. En el centro, el profesor, Carlos de las Casas

El colegio Pureza de María de Santa Cruz de Tenerife es uno de los ocho colegios que han presentado un prototipo para el proyecto piloto Smart City organizado por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI) dentro del Programa para el Fomento de las Competencias Digitales en Canarias (CODECAN). Se trata de una experiencia orientada a centros escolares con el objetivo de buscar que éstos diseñen e implementen dispositivos electrónicos bajo la temática Smart City. Este centro participa en el programa incorporándolo a la materia optativa de Tecnología y lo valora como muy positivo, tanto de la perspectiva docente como en la lúdica y, muy especialmente, a la hora de ayudar a los alumnos a buscar una vocación tecnológica.

Visitamos el aula de Tecnología del colegio Pureza de María para entrevistar al profesor Carlos de las Casas y a su equipo de alumnos que, para el concurso, han ideado un sistema de localización de aparcamiento.

Desde un punto de vista educativo y pedagógico, ¿qué opinión le merece esta corriente, cada vez más consolidada, del open hardware y open software como mecanismo de acercamiento al apasionante mundo de la electrónica por parte de los alumnos?

cita entrevista pureza 9 6 2015“El tema de que sea libre y abierto y que los chicos puedan desarrollar lo que quieran con él hace que este tipo de sistemas se implanten más en la enseñanza. Por eso nos gustó participar en este proyecto, que no se encasilla en un sector determinado y nos gustó que no haya una comercialización detrás. Esto hace que los alumnos se acerquen a la electrónica y que lo vean de otra manera. Con este tipo de acciones se acaban de enlazar los criterios del open hardware y del open software con los contenidos de la asignatura de Tecnología. Además, es algo con mucho futuro porque, por ejemplo, las aplicaciones móviles se basan en programación y en breve las que usemos ya no las bajaremos sino que las haremos nosotros mismos. Este tipo de contenidos curriculares hace también que se cree una nueva mentalidad en los alumnos. Es algo muy creativo que se inicia con una base muy simple pero, como en este caso, termina en un proyecto concreto provoca que los alumnos se motiven mucho y sea muy gratificante para ellos”.

En este sentido, ¿cree que estas disciplinas se encuentran lo suficientemente consideradas en los actuales programas formativos?

“En este colegio, esta materia se viene trabajando en la asignatura de Tecnología de hace tiempo pero quizá, por otros compañeros con los que hablo en congresos y demás, no esté totalmente consolidada en todos los centros. Eso sí, este tipo de materias es muy importante la actitud del alumnado hacia estos conocimientos. Creo que ya se empiezan a hacer cosas en muchos centros en este sentido y veo a muchos compañeros que ya empiezan a contar con esta metodología para llegar al objetivo que es que los niños se desarrollen en obtener unas determinadas capacidades tecnológicas y sociales para que, en definitiva, sean competentes en la sociedad futura”.

En esta misma línea ¿sería necesario, en su opinión, una mayor potenciación de las mismas no solo como mecanismo de innovación tecnológica sino también como elemento de consolidación de los contenidos adquiridos en otras materias como las matemáticas o la física?

“La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, en las directrices que van sacando, van incluyendo este tipo de materias y es cuestión, también, de tiempo. Lo que creo es que debería pasar por una fase previa de preparación del profesorado antes de establecerla del todo. Estos contenidos son muy positivos, pero para que cumplan esa misión es importante que haya previamente un apoyo para el docente. Además, otra cosa interesante son los proyectos externos a la Consejería de Educación y al currículum, como este del ITC, que puede ir paralelo en el aula al temario de Tecnología y con el que tocamos –con alumnos de 4º de la ESO- electrónica analógica y digital, robótica, automatismo… prácticamente todo lo que incluye el temario de este curso”.

Incidiendo un poco más en el papel de las TIC, ¿cómo valora el papel de las TIC y su relación con los menores de edad? ¿se potencia el consumismo y el uso de los servicios que ofrece en igual medida que los riesgos o peligros a los que se exponen?

“Está claro que hay un tema de moda. Eso es algo pasajero porque, al final, la gente se cansa y empiezan a verlo como recurso para utilizarlo en caso de necesidad. En la escuela la tablets o los móviles son recursos perfectos para obtener información o comunicarse con alguien en tiempo real a la hora de trabajar en grupo. La tecnología, si se usa en su justa medida, es muy positiva. El mal uso de la tecnología y su consumo excesivo por parte de los niños es algo que debe regular la industria y los gobiernos tienen que poner medidas. Las empresas sacan los productos para venderlos de manera estratégica y los jóvenes pican. Los niños siempre quieren estar a la última en la compra de tecnología. Otra cosa es la personalidad y la educación de cada alumno porque los hay muy consecuentes y los hay muy exigentes. Es importante hacerles reflexionar con respecto al uso de la tecnología. En la Pureza de María tenemos una coordinación desde infantil hasta la ESO para trabajar este asunto a través de tutoría y tratamos, también, la forma de protegerse ante posibles problemas. Estos alumnos que han nacido en la era digital deben saber que es necesario un control y que qué tipo de cosas tienen que hacer para protegerse”.

Como profesor, ¿aprecia una brecha de género en el interés por estas materias? ¿identifica alguna medida que se podría poner en marcha para favorecer una reducción de la misma?

“En nuestro caso, como hasta hace poco era un colegio femenino hay que decir que muy pocas alumnas elegían el bachiller tecnológico más puro pero es verdad que hace años que se ha igualado. En este proyecto en concreto hay más chicos que chicas, pero ha sido una casualidad. Es cierto que en las carreras más técnicas como ingenierías se ve aún un mayor índice de chicos mas que de chicas. Es verdad que antes se nos preparaba por géneros y a las chicas no se les fomentaba la parte tecnológica. Eso ahora ya no ocurre así e, incluso, a la hora de hacer los grupos de trabajo ellos mismos los eligen mixtos. En nuestro caso, el trato es igual y esa es la medida que hace que el resultado sea igualitario”.

Cuando se planteó la posibilidad de participar en esta experiencia piloto, ¿A quién entusiasmó más la idea? ¿Al profesor o los alumnos?

(Profesor) “Los alumnos estaban con muchas ganas. Se les planteó y enseguida aceptaron. Como profesor, la experiencia piloto nos permitía trabajar los contenidos curriculares de la materia de una manera diferente. Como es algo de fuera del centro, se acogió con mayor motivación. Además, va en consonancia con el método de proyectos que hemos utilizado desde hace años”.

(Alumnos) “Nosotros estábamos encantados porque era algo interesante, un reto y era una forma de probar algo nuevo. Esta experiencia te saca de la rutina y como habíamos trabajado con Arduino anteriormente, cuando nos lo presentaron ya sabíamos algo y no nos resultó tan difícil”.

Nos centramos ahora solo en los alumnos que conforman el grupo que participa en esta experiencia piloto. Empezamos por una sencillita, ¿qué les ha motivado a participar en esta experiencia? ¿o dicho de otra manera, por qué les atrae el mundo de la electrónica?

“Para nosotros era un reto porque no habíamos participado nunca en un concurso. Nos atraía por lo diferente, el reto y arriesgarnos. Con respecto a la atracción por el mundo de la electrónica, depende del alumno. Hay algunos a los que les ha interesado desde siempre y otros que se han visto sorprendidos ahora por este interés. Hay que tener en cuenta que Tecnología es una asignatura optativa y los que la cursan es porque ya tienen ese interés previo. Todos creemos que esto nos puede ayudar a elegir una carrera técnica en el futuro, aunque al principio nos asustamos porque el proyecto nos resultó un poco lioso pero… luego nos unimos. Con respecto a la electrónica, al principio empezamos con diseños muy sencillos en Primero de la ESO y ahora vemos lo que somos capaces de hacer y eso hace que nos fascine la electrónica, porque vemos el resultado”.

ConcuSmartCity 9 6 2015¿Qué entienden por “Smart City”?

“Es una ciudad de futuro que no es tan futuro realmente. Un lugar donde pueda vivir todo el mundo de una manera más cómoda y con más facilidades gracias a la tecnología. Por ejemplo, nuestro proyecto de los aparcamientos inteligentes permite comprobar dónde están los sitios libres en una ciudad a la hora de aparcar. Esto es una solución a un problema real. Una ‘Smart City’ es una ciudad perfecta para poder vivir que mejora muchos aspectos. En nuestro caso, logramos ahorrar tiempo (que es dinero), contaminación, gasolina… gracias a la tecnología, la vida se hace más fácil”.

¿Cómo definirían la ‘innovación tecnológica’?

“Se trata de buscar soluciones a problemas que se plantean en la vida cotidiana a través de la tecnología”.

¿Consideran que a la hora del planteamiento del prototipo a construir dentro de esta experiencia piloto han tenido que ejercitar su capacidad de innovación? ¿Es una actividad con la que se enfrentan con cierta frecuencia?

“Hemos tenido que innovar constantemente, porque aunque planteemos el proyecto de una forma, luego no todo sale como planteamos porque en la práctica surgen complicaciones. Hemos tenido que adaptarnos constantemente. Hay que estrujarse el cerebro. No es algo que solamos hacer porque en otras asignaturas te lo dan todo hecho. Desde el principio, estuvimos hablando primero de semáforos y al final terminamos haciendo un proyecto de aparcamientos inteligentes uniendo varias ideas. Hubo mucha inventiva, así que fomentamos la creatividad”.

La participación en esta actividad, ¿les ha permitido adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades? ¿conocimientos de nuevas tecnologías y/o habilidades como el trabajo en grupo?

“Con el proyecto hemos aprendido mucho sobre Arduino. Cosas como la conexión de todos los puertos o programación porque la construcción de la maqueta era muy sencilla, de forma que nos hemos centrado más en programación y circuito. También hemos aprendido a trabajar en equipo y a repartirnos las tareas. Los roles los establecimos nosotros mismos en función de lo que cada uno quería hacer o se le daba mejor. A la hora de decidir el proyecto, hubo algún conflicto porque había ideas distintas que chocaban y a todos les gusta que su idea sea la elegida, pero una vez que se decidió qué hacer, a la hora de construir estaba claro quién haría cada cosa. Este proyecto nos ha ayudado a unirnos más y ahora nos hacemos llamar ‘la familia de Tecnología’. Estamos muy unidos y hemos hecho muchas horas extra fuera de horario escolar para llegar a tiempo”.

Y por último, para finalizar, ¿consideran, tanto profesor como alumnos, la experiencia interesante?

(Alumnos) “Al principio no pensábamos que fuera a salir tan bien, pero las expectativas que teníamos se vieron superadas. Hubo momento en que se dispersó un poco el equipo porque si teníamos que hacer tres edificios al final hicimos como cinco porque siempre había algún error… el que más se enfadaba por los errores era el profesor (risas) pero pudimos resolverlo. Nosotros repetiríamos sin duda porque la experiencia ha sido muy positiva”.

(Profesor) Para el profesor ha resultado muy interesante y educativo porque “a veces es importante poner en situación a los alumnos para que apliquen os conocimientos. En cuanto a compañerismo, ha sido muy bueno porque se creó equipo de forma que cada uno iba viendo sus propios límites. Se han puesto nerviosos a la hora de competir con otros colegios, sobre todo por llegar a tiempo y eso ha sido, también, muy positivo. Es una gran oportunidad”.