user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

discos duros volumenes

¿Sabes qué son? Seguro que te has encontrado con estos términos usando tu ordenador. Seguro también que has concluido que tienen que ver con el almacenamiento de datos. Conozcamos qué es cada cosa.

Todos conocemos los denominados Discos Duros. Sabes que es algo que está dentro del ordenador y que sirve para guardar muchos datos. Hace bastantes años, su capacidad se medía en Megabytes (MB). Un disco duro de 256 Megas era algo sobresaliente. Cabía de todo en él. Pero el tiempo pasa, las aplicaciones que instalamos en nuestros ordenadores necesitan cada vez más espacio y nosotros generamos y almacenamos cada vez más archivos, sobre todo, de imágenes.

Hoy en día un disco duro en un ordenador de gama media-baja es capaz de almacenar 500 Gigabytes, esto es, casi 2000 veces más información que aquel disco de 256 MB que pusimos de ejemplo al inicio. Si nos vamos a ordenadores un poco más potentes no será raro ver que sus capacidades de almacenamiento pueden llegar sin problemas hasta 1 Terabyte o incluso más.

Cómo maneja el sistema operativo de un ordenador el almacenamiento

Entre las funciones de los sistemas operativos (Windows, macOS, Unix/Linux, etc.) está la de saber con qué recursos cuenta el ordenador (memoria, impresoras, teclado, ratón, etc.) así como poder gestionarlos eficientemente. Es así la única manera en que un programa como Word, por ejemplo, puede solicitar que se imprima un documento que está guardado en el disco duro.

Para poder interactuar con la función de almacenamiento de un ordenador, los sistemas operativos diferencian entre tipos de recurso de una manara más o menos jerárquica.

Si te mueves en el sector o te has puesto a ahondar en la apasionante (a veces desesperante) actividad de configurar más a fondo tu ordenador o a explorar por aquí y por allá en su sistema operativo, te habrás encontrado con términos como drive, partición, volumen, imagen, disco, etc., cuando de almacenamiento se trata.

Estos nombres tienen todos su lógica y en la mayoría de los casos emanan de la nomenclatura empleada desde hace unos cuantos decenios por los sistemas operativos Unix y derivados, que se centraban en aquellos años en la gestión de los recursos de servidores, pues no existían los ordenadores personales. Vayamos por partes.

El Drive: una cuestión de historia

Mucha de la culpa de esta terminología la tienen los primeros sistemas operativos, alejados en su momento de los ordenadores personales. Además, la información no se guardaba en discos duros porque no existían. Se guardaba en cintas, cuya forma era la de un rollo de película de cine, más o menos. Estas cintas necesitaban de un motor dotado de un eje en el que anclarse, así como de unos mecanismos guía para la circulación de la cinta y para la lectura por cuasi-contacto de la información almacenada magnéticamente en ella. A todo ese mecanismo se le llamó drive. El tape drive, para ser más exactos, o elemento conductor de la cinta.

De ahí que cuando 30 ó 40 años después la industria informática pasara a los discos, la infraestructura de éstos heredara también el término drive.

Con el tiempo todos hemos ido fusionando el concepto drive con el de disco para referirnos sencillamente al almacenamiento en disco. ¿Te has encontrado alguna vez con el término hard disk drive (HDD)?

El disco: porque es redondo y porque lo dice Unix

Técnicamente, lo correcto es que cuando hablemos de disco duro, por ejemplo, nos deberemos estar refiriendo a lo que hay dentro de la caja metálica que lo contiene. En el ámbito de la lógica, el que concierne más a los sistemas operativos, Unix, del que deriva mucha sapiencia heredada por otros como sistemas operativos como macOS, emplea el término disco para referirse a un contenedor de unidades también lógicas como volúmenes o particiones.

Las Particiones

Una partición es una “porción” virtual o lógica de un disco que, como característica mínima, tendrá un tamaño en megas, gigas o teras. Así, podemos ver una partición como un subconjunto de un disco destinado a un propósito concreto. Los sistemas operativos pueden operar sobre éstas como si de un disco independiente se tratara.

Las particiones son muy usadas en la actualidad por los fabricantes de ordenadores. Es muy normal que al adquirir uno nuevo nos encontremos con una partición destinada a almacenar el software que viene de fábrica (sistema operativo y otras utilidades) y otra partición vacía y de mucho mayor tamaño para ser usada por nuestros datos y aplicaciones.

Las particiones pueden no estar formateadas y, en consecuencia, no tener aún ningún sistema de archivos asignado. Pese a ello, son unidades que el sistema operativo es capaz de gestionar con total eficacia. Cuando un disco duro supera hoy en día los 2 ó 3 TB no es mala idea crear algunas particiones. La comunicación entre sistema operativo y disco será más eficiente.

Los Volúmenes

A diferencia de las particiones, los volúmenes sí deben tener un sistema de archivos y un nombre asignados, así como un tamaño. Un disco duro puede disponer de múltiples volúmenes, siendo misión del sistema operativo hacer más amigable su presentación al usuario.

Los volúmenes son en realidad la manifestación lógica de una unidad de almacenamiento con la que interactúa el usuario.

ViveInternet

Referencias
- MakeTechEasier