user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

Foto Noticia Drones-Plagas interior

Han pasado ya dos décadas desde que se detectó el primer caso de infección por el picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) en España. Una especie de coleóptero curculionoideo de origen asiático que se alimenta de las palmeras debilitándolas e incluso llegando a matarlas. Capaces de crear galerías de hasta un metro de longitud en el interior de las palmeras, este insecto, ha conseguido poner en serio peligro la supervivencia de cientos de palmerales de toda España.

En Canarias el picudo rojo se detectó por primera vez en septiembre de 2005 en el patio de una vivienda en de Las Palmas de Gran Canaria y rápidamente se convirtió en una seria amenaza para una de las especies endémicas más representativas del archipiélago, la Phoenix canariensis Hort. Ex Chabaud, más conocida como Palmera Canaria. A día de hoy, la plaga está controlada, pero ha aparecido una nueva especie que ha vuelto a poner en peligro a la palmera canaria, la diocalandra frumenti, procedente del sudeste asiático al igual que el picudo rojo.

Las nuevas tecnologías ofrecen una alternativa a las técnicas tradicionales de prevención y tratamiento de plagas. Mediante el uso de drones convenientemente equipados, es posible detectar las palmeras afectadas por esta plaga y fumigarlas con los correspondientes plaguicidas. Equipando el dron con cámaras de alta resolución espectral, estos pueden obtener imágenes en color, en infrarrojos, térmicas, multiespectrales, etc., facilitando de esa manera la detección del insecto en la palmera. Posteriormente, anclando depósitos con plaguicidas y con apertura controlada de forma remota, se puede proceder a la fumigación del ejemplar invadido.


Foto Noticia Dron con deposito 

 

Pruebas de campo realizadas en el palmeral de Abanilla (Murcia), el segundo palmeral más importante de España, corroboran el éxito de esta técnica. El uso de drones no sólo permite acceder de forma segura a zonas de la palmera enferma que nunca resistirían el peso de una persona, sino que también permiten suministrar un tratamiento a las palmeras infectadas así como realizar una monitorización de su evolución.

Sin embargo, esta técnica innovadora de prevención de plagas, que puede ser el principio de su fin, como la del picudo rojo o diocalandra frumenti, tiene una gran restricción, ya que no puede ser aplicada en cualquier lugar. Desafortunadamente la normativa actualmente vigente en España impide que los drones puedan operar en zonas urbanas, por lo que las palmeras de las ciudades no pueden ser tratadas usando esta tecnología. En un artículo posterior profundizaremos en este tema,  normativa y legislación vigente sobre los drones.

 
ViveInternet
 
 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional