user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

router wifi 802.11

Tu conexión Wi-Fi funciona de acuerdo a un conjunto de normas o estándares propuestos por el IEEE. En torno al estándar 802.11, por el que se riguen las redes locales inalámbricas, existen abundantes variantes, especificando velocidad, distancia y otros parámetros. Conozcámoslas.

El Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE), más conocido como el i-e-cubo en España, es una asociación global de ingenieros cuya misión es el "impulso de la innovación tecnológica y la excelencia para el beneficio de la humanidad". Entre sus funciones está el desarrollo de áreas técnicas y su estandarización. Emanan del IEEE estándares de todo tipo y, entre éstos, los que nos ocupan: los relativos a las comunicaciones inalámbricas y, en particular, a aquéllos a los que se ciñen las señales Wi-Fi y, en consecuencia, la electrónica que las genera en los routers que todos tenemos en casa o en el trabajo.

Veamos los más populares.

802.11

El estándar IEEE 802.11 fue el primero en esta materia y el que en torno al cual han ido evolucionándose y estandarizándose las técnicas, tecnologías y protocolos para las comunicaciones de este tipo. Fue publicado en 1997 por el IEEE y especificaba velocidades de 1 y 2 Mbps. Se concebió para las comunicaciones por infrarrojos.

802.11a

Aprobado en 1999, este estándar supuso el impulso definitivo para la evolución de las comunicaciones inalámbricas en entornos locales. Nuestros primeros routers inalámbricos, un lujo en aquellos años, usaban este protocolo. La velocidad máxima que regulaba este estándar era de 54 Mbps, aunque en la práctica se llegaban a unos 20 Mbps.

802.11e

Supuso una pequeña revolución. El estándar incorporaba técnicas para adaptar las comunicaciones tanto a entornos empresariales como domésticos, permitiendo establecer parámetros como disponibilidad de ancho de banda por usuario y soporte multimedia, abiréndose la posibilidad por parte de las operadoras de telecomunicaciones de comenzar a prestar servicios avanzados.

802.11f

Si bien no nos afecta en casa demasiado, sí que lo puede hacer en entornos empresariales e, incluso, en la calle. Este estándar establece los mecanismos que deben aplicarse para posibilitar a un usuario pasar de un emisor de señal inalámbrica a otro mientras está en movimiento, solventando las diferencias técnicas entre marcas y modelos de dispositivos.

802.11g

Data del año 2003 y se desarrolló como una rama evolucionada del 802.11b. La velocidad máxima de transferencia de datos con éste es de 54 Mpbs. Aplicado en comunicaciones con antentas parabólicas podría llegarse a tasas de transferencia de hasta 108 Mbps, en su variante 802.11g+ y con un alcance posible de hasta 50 kilómetros.

802.11i

Añade seguridad en la codificación y  en la autenticación, que se materializan con el Wi-Fi Protected Access o WPA2, que posiblemente hayas visto si te has puesto a configurar tu router en alguna ocasión.

802.11n

Revolucionario en sus genes, el desarrollo de este estándar, que comenzó a fraguarse en 2004, no culminó hasta el año 2009, con su aprobación. Establece una velocidad de transmisión de hasta 600 Mbps teórica. Evidentemente, múltiples factores ambientales y de la propia configuración y naturaleza de los dispositivos conectados harán que esta tasa de transferencia se altere a la baja. Es actualmente el más usado por los routers que suministran a sus clientes residenciales los operadores de telecomunicaciones.

Lo que está por venir

802.11ad

Podrá llegar hasta los 7 Gbps, lo que permitiría la transmisión de vídeo en ultra alta definición. Sin embargo, para esto no deberá haber obstáculos como paredes, puertas o muebles entre emisor y receptor, requiriéndose visión directa entre uno y otro. Su alcance es además corto, no superando los 10 metros.

802.11af

Recibe el apodo de Super Wi-Fi. Utiliza para transmitir la señal el espacio liberado por la televisión UHF. Puede tener un alcance de varios kilómetros con tasas de transferencia de entre 25 y 425 Mbps.

 

ViveInternet
Referencias: