user_mobilelogo
  • ViveInternet_Banner.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/ViveInternet_Banner.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

ordenadcor refrigerado por aguaInterior de un ordenador refrigerado por líquido

Para las personas que juegan, para las que calculan, para las que diseñan puentes, para las que renderizan 3D, para las que editan vídeo. La refrigeración líquida en los PCs permite llevar su capacidad de procesamiento al máximo sin sobrecalentamiento. Pero, ¿vale la pena?

Los ordenadores se calientan. Esto ya lo conoces, lo hemos comentado en unas cuantas ocasiones. Sus principales fuentes de calor son la CPU, la GPU y el disco duro, sobre todo si es de tipo HDD. Cuanto más pedimos al ordenador, más estamos exigiendo principalmente a estos recursos y, en consecuenica, mayores son su rendimiento y la temperatura que generan. Para evitar que éstos y otros componentes se estropeen, los ordenadores incorporan mecanismos que van desde el uso de ventiladores hasta la paralización completa del PC, como medida preventiva ante posibles males mayores. Esto es lo tradicional, y a la inmensa mayoría de usuarios les resulta suficiente para un uso con un nivel de demanda de procesamiento elevado.

Pero, ¿qué pasa cuando necesitas aún más, para actividades intensas en cómputo como la renderización 3D, o ciertos juegos que hacen echar humo a tu ordenador? Tal vez en estos casos te convenga refrigerar por líquido tu ordenador.

La refrigeración líquida o 'watercooling' es casi como la de un coche

Este tipo de refrigeración viene a ser muy similar conceptualmente a la de los coches. Un líquido refrigerante se hace circular por un circuito estanco, recorriendo los componentes que más calor generan en el ordenador. En el caso de los ordenadores los componentes para la refrigeración se suelen fabricar y suministrar en bloques específicos para la refrigeración de piezas. De esta manera se puede disponer de refrigeración líquida sólo para la CPU o sólo para la GPU, por ejemplo. Una bomba se encarga de mantener el líquido en circulación. Para más similitud con los automóviles, los ordenadores refrigerados por agua también incorporan su radiador y, además, un ventilador para éste. Al llegar el agua al radiador, ésta circula por él, mientras el ventilador la devuelve a una temperatura más baja, para que siga con su recorrido. Como no podía ser de otra manera, se incluye también un depósito para el líquido refrigerante, como reserva ante pérdidas.

¿Qué ventajas tiene?

La primera y, más importante, es que un ordenador refrigerado por líquido puede enfrentarse a prácticamente cualquier tarea, por muy intensa en cómputo que ésta sea. El líquido mantendrá a los componentes participantes en el circuito a un temperatura de operación aceptable, por lo que lo más probabable es que el ordenador no se vea abocado al apagado automático por emergencia térmica.

Por otro lado es mucho menos ruidoso que un ordenador refrigerado por aire. Cuantos menos ventiladores tenga un ordenador, menos ruido hará.

¿Algún inconveniente a la vista?

Sí. El precio. Salvo que se disponga en el presupuesto para el PC de 300 a 500 euros más. Se debe tener en cuenta que el montaje de los componentes de refrigeración líquida requiere desmontar el anterior sistema de refrigeración por aire. Dependiendo del número de componentes del ordenador que se desee "pasar por agua", más compleja puede resultar la tarea. No pocos usuarios encuentran esta tarea entretenida, sin embargo.

Algo que debes tener en cuenta también es que estos sistemas requieren de un mantenimiento más tedioso que los tradicionales, a los que les suele bastar con una eliminación del polvo acumulado, o la sustitución de algún ventilador de vez en cuando. En el caso de los ordenadores refrigerados por agua se requiere de una limpieza fina y más frecuente, además de necesitarse de la sustituición o relleno del líquido cada seis meses aproximadamente.

Nuestra recomendación

En la mayoría de los casos te bastará con un ordenador refrigerado por aire. Tanto los disipadores térmicos que se anclan a los componentes que más se calientan, como los ventiladores de éstos, cuando son de buena calidad, resultarán suficientes para prácticamente cualquier tarea que se quiera hacer con el ordeandor.

Ahora bien, si necesitas verdaderamente la máxima potencia de tu ordenador, puedes gastarte unos cuantos euros de más y no te importa cacharrear con su hardware de vez en cuando, la refrigeración líquida es tu opción.

 
ViveInternet
Referencias: