user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

tic act mejor cpu 28 07 2015Parte inferior de una CPU

Buena pregunta. A priori pensamos todos que, cuantos más núcleos tenga una CPU, mejor. Pero en realidad todo depende de qué uso vayas a dar a tu ordenador. También es cierto que el mercado manda, y lo que hay en el mercado es lo que puedes comprar. Aún así, hay variedad para el dilema.

La CPU (Central Processing Unit), o Unidad Central de Procesamiento o Proceso es el componente principal de los ordenadores. Muy erróneamente se ha venido últimamente llamando CPU a la carcasa de los ordenadores de sobremesa. No. Se trata de un circuito integrado del tamaño de entre 14 y 20 cm2 que gobierna casi todos los demás cirtuitos integrados que, de similares fisionomías a la CPU, están, como ésta, engarzados o soldados a la denominada placa madre (del inglés 'motherboard').

A finales de los 80 y principios de los 90 todas las CPUs, también llamadas procesadores, incluían un único núcleo de procesamiento, siendo las variables de rendimiento en las que teníamos que fijarnos la velocidad de su reloj y el número de bits que cada procesador era capaz de gobernar en cada ciclo de reloj. Este reloj no es un reloj convencional, esto es, no se trata de un componente electrónico que diga al sistema qué hora es. Existe, pero no es éste. Se llama reloj (en inlgés lo habrás leído como 'clock'), y su función real es la de actuar de director de orquesta o, más precisamente, de metrónomo. Marca el ritmo, la velocidad a la que las instrucciones son procesadas por la CPU. En aquéllas décadas, la velocidad de los relojes se medía en megahercios (MHz), una unidad de medida de frecuencia, que no de tiempo. Así, si el reloj de una CPU era capaz de  "correr" a 200MHz, esto significaba que daba 200 millones de impulsos por segundo, 200 millones de golpes de "batuta", cada uno resultante en la ejecución de una pequeña instrucción lógica que se materializa mediante cambios de estado en transistores. Podemos también perfectamente comparar el comportamiento del reloj de la CPU con el de un corazón: tantas pulsaciones por segundo y, a cada pulsación la sangre es recogida y devuelta al sistema de riego sanguíneo.

Hoy la Microelectrónica se mueve ya en otros parámetros, fruto de los avances que también esta rama de las TIC ha sido capaz de generar. Así, la velocidad del reloj de las CPUs ya no es de varios cientos de MHz, sino que ha pasado a ser de 2, 3 ó 4 gigahercios (GHz). Un gigahercio equivale a mil megahercios, por lo que puedes imaginarte la cantidad de instrucciones que pueden ser procesadas por segundo en el interior de una CPU de las de hoy. Por eso se calientan tanto.

Además del más que notable incremento en la velocidad del reloj, las CPUs han pasado ahora a incorporar más de un núcleo de procesamiento. En los primeros años de los 2000 comenzaron a llegar al mercado procesadores que incorporaban 2 núcleos: los famosos 'dual-core' o CPUs de doble núcleo. En la actualidad se ha llegado a los 10 núcleos, si bien los más frecuentes en el mercado son los de entre 4 y 8 núcleos (quad-core y octa-core respectivamente). Poseer diveros núcleos es casi equivalente, aunque no lo mismo, que disponer de diversas CPUs. Esto confiere a tu ordenador la capacidad de multiprocesar, permitiendo a la denominada Unidad de Control, realizar algo así como el reparto de grandes bloques de tareas entre distintos núcleos.

Visto el panorama, volvemos a formular la pregunta del título de este artículo. ¿Qué es mejor, más núcleos o más velocidad de reloj? Todo depende, como decíamos al inicio, de la naturaleza de las aplicaciones que pretendas utilizar en tu ordenador. Si tu estilo de uso de tu PC es el de abrir muchas aplicaciones simultáneamente y trabajar con todas ellas más o menos al mismo tiempo, saltando de una a otra, tal vez lo que te convenga es disponder de más núcleos, con velocidades de reloj no necesariamente altas. Si, por el contrario, el uso que das a tu ordenador es más monotarea casi exclusiva, como cuando usas un videojuego y tienes pocas aplicaciones adicionales abiertas, es más recomendable que te fijes en la velocidad de reloj. Es más, si eres de este perfil, debes tener en cuenta que un componente del ordenador, de nombre tarjeta gráfica, ya se encarga de procesar mucha de la carga de instrucciones que demanda tu juego, por lo que el número de núcleos pierde aún más peso frente a la velocidad de reloj.

Evidentemente, la solución ideal, si el presupuesto que te has fijado lo permite, es cuantos más núcleos y más velocidad de reloj, mejor. Pero piensa antes si de verdad vale la pena.

 

ViveInternet
Referencias: