user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

Datos que viajan usando la luz. Imagen: Pure Lifi (parcialmente tratada)Datos que viajan usando la luz. Imagen: Pure Lifi (parcialmente tratada)

Publicamos en 2014 un artículo sobre las investigaciones de la Universidad de Edimburgo en esta materia. Lo que entonces era un proyecto muy interesante es ya un producto que comercializa una spin-off, de nombre Pure Lifi, fundada por el investigador principal del grupo, Harald Haas.

La comunicación usando la luz era algo conocido por la Ciencia hace ya tiempo, aunque no ha sido hasta ahora, cuando el mercado dispone ya de las tecnologías estructurales necesarias, que la obtención de tasas de transferencia o velocidades de conexión que demandan los usuarios ha sido posible.

El principio de funcionamiento es básico. La idea de Haas fue hacer parpadear bombillas LED emulando los unos y ceros que sustentan la transmisión de datos en las comunicaciones digitales. El parpadeo a tales frecuencias es imperceptible para el ojo humano y ha sido posible usando elementos electrónicos que se pueden añadir a cualquier bombilla LED en casa o en el trabajo. Desde la empresa Pure Lifi confían en que sus chips comiencen pronto a incorporarse de manera sistemática en bombillas de este tipo por parte de la Industria.

Pure Lifi no comercializa aún el produto a particulares, centrándose de momento en empresas y dependencias donde se requiere una conexión simultánea de múltiples usuarios a la red. Para las empresas han concebido los productos Li-1st y Li-Flame. Los hogares deberán aún esperar. Según Harald Haas, esperarán a que el mercado vaya creciendo y a que sus chips vayan siendo una parte natural más de las bombillas para dar el salto a los domicilios. En este sentido, el investigador y emprendedor añade que "instalar este sistema en una casa de unos 100 metros cuadrados y unas siete estancias (incluidos baños, cocina...) costará entre 200 y 500 euros".

El sistema actúa en subordinación comunicativa al tradicional router ADSL, que transmite la señal proveniente de Internet al conjunto de bombillas que participen en aquél. Evidentemente, los dispositivos a conectar, aquéllos desde los cuales se requiere el acceso, como smartphones, PCs, o Tablets, deberán estar equipados con la electrónica necesaria que, de momento, aún no está siendo incorporada por los fabricantes. Esta electrónica consta de los elementos necesarios para recibir, interpretar y enviar datos vía luz.

A diferencia de la comunicación con infrarrojos, la del mando de la tele con ésta, por ejemplo, no se requiere orientar el dispositvo hacia una bombilla de las de este tipo. Téngase en cuenta que la luz se refleja por todas partes. La mera existencia de claridad producida por una de las bombillas es suficiente para que nuestro móvil, tablet o PC, tengan conexión a la red local y, en consecuencia, a Internet.

En comparación con las comunicaciones Wi-Fi, asegura Haas, Li-Fi puede dar velocidades hasta 12 veces superiores.

Harald Haas es catedrático de Comunicaciones Móviles de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Edimburgo. Dicho y hecho. Ocho meses después de presentar sus esperanzadores resultados en el Reino Unido, ya éstos comienzan a ser una realidad en el mercado. ¿Quieres saber más?

 
Fuente: ViveInternet
Referencias: