user_mobilelogo
  • Banner_Taller_Hologramas_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Hologramas_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Croma_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Croma_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_IA_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_IA_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Diseo_3D_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Diseo_3D_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Edicion_Video_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Edicion_Video_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Hablar_Online_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Hablar_Online_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_RV_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_RV_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_RA_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_RA_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Videojuegos_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Videojuegos_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Que_No_Te_Engaen_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Que_No_Te_Engaen_2020_Viveinternet.jpg
Pin It

tic act CesarManriqueEl profesor David Hernández, sin sus alumnos, que ya están en prácticas en centros de trabajo

El IES César Manrique es uno de los centros de formación profesional más grandes de Canarias. Ha participado en el concurso Smart City compitiendo con otros centros de Secundaria o con colegios. Pese a esta diferencia, para ellos ha sido una gran experiencia profesional y personal que les ha abierto la mente a nuevas tecnologías y conocimientos. Este programa piloto está promovido por la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI) dentro del Programa para el Fomento de las Competencias Digitales en Canarias (CODECAN).

El profesor David Hernández atiende este cuestionario porque sus alumnos se encuentran, a estas fechas del curso, realizando sus prácticas profesionales en distintos centros de trabajo. En general, nos trasmite que sus alumnos han salido muy satisfechos de esta experiencia piloto.

Desde un punto de vista educativo y pedagógico, ¿qué opinión le merece esta corriente, cada vez más consolidada, del open hardware y open software como mecanismo de acercamiento al apasionante mundo de la electrónica por parte de los alumnos?

cita entrevista smart City manrique 17 6 2015“Está muy bien porque es un instrumento que favorece la creatividad del alumno al plantear un problema real para que ellos construyan la solución. Además, está muy conectado con el día a día de cualquier solución tecnológica. El hecho de que sea open hardware y software tiene muchas ventajas porque encuentras abundante información al ser abierto, aunque el exceso de información también puede ser un inconveniente. Esta acción es una buena forma de crear curriculum, porque desde desde que compartas un diseño hardware o software tienes el reconocimiento o atribución de la comunidad. Es una fórmula muy idónea para crear un portafolio de tus trabajos y que cuando alguien busque en Google tu nombre, pueda aparecer como autor de estos trabajo. Es un curriculum no académico muy interesante y así se suma la huella digital profesional. Ya en una empresa el primer filtro que hacen para seleccionar personal es buscar en Internet”.

En este sentido, ¿cree que estas disciplinas se encuentran lo suficientemente consideradas en los actuales programas formativos?

“En nuestro caso particular en el Ciclo Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos, digamos que es nuestra materia. No puedo opinar del resto de centros o cursos”.

En esta misma línea ¿sería necesario, en su opinión, una mayor potenciación de las mismas no solo como mecanismo de innovación tecnológica sino también como elemento de consolidación de los contenidos adquiridos en otras materias como las matemáticas o la física?

“En nuestro caso, este proyecto nos ha hecho potenciar otras materias. Por ejemplo, lo primero que tuvimos que hacer fue aprender inglés porque todas las novedades están en este idioma. Luego, tuvimos que programar con fórmulas matemáticas y físicas de cada uno de los elementos y tuvimos que redactar una memoria, por lo que estamos hablando de lengua y de expresión oral. Como nuestro proyecto se trataba de un colegio inteligente, tuvimos que saber algo de botánica para ajustar el riego de los jardines… Con estos ejemplos, está claro que la tecnología puede ayudar a otras materias y también a la vida diaria porque todo se puede aplicar. Hay muchas asignaturas que se pueden nutrir de tecnología como el inglés que podría evaluarse usando Arduino. En FP el problema que tenemos es la densidad del contenido que tienes que dar por curriculum obligatorio y ajustar otras novedades cuesta, pero los beneficios está claro que son evidentes. De hecho, más de la mitad de la clase se ha comprado su Arduino y se lo han tomado como un juego porque se puede hacer de todo: desde manejar tu propia casa desde tu móvil o volar un helicóptero. Todo lo que la imaginación abarque, con tiempo, se puede hacer”.

Incidiendo un poco más en el papel de las TIC, ¿cómo valora el papel de las TIC y su relación con los menores de edad? ¿se potencia el consumismo y el uso de los servicios que ofrece en igual medida que los riesgos o peligros a los que se exponen?

“En mi caso, mis alumnos son mayores de edad y tienen entre 22 y 27 años. Lo malo de la tecnología es cuando se usa en exceso. Siempre hay que buscar una parte de conocimiento en general. Nunca he tenido problemas con este asunto, pero sí conozco compañeros profesores que han vivido problemas de ciberacoso, algo que existe y es obvio que hay que informar y formar a alumnos, padres y profesores porque todos participamos de esto de los usos buenos y de los malos de la tecnología”.

Otro aspecto del que nos gustaría conocer su opinión, ¿aprecia una brecha de género en el interés por estas materias? ¿identifica alguna medida que se podría poner en marcha para favorecer una reducción de la misma?

“Es una realidad que en este tipo de formación hay una mayoría de chicos. De 38 alumnos a los que imparto clase, solo hay dos chicas. En general, en nuestra rama de electricidad y electrónica hay una mayoría de hombres. No es un problema solo de esta especialidad, en la mayor parte de los estudios técnicos tanto en FP como en la universidad hay más hombres que mujeres, a pesar de que las chicas estudian más que los chicos, algo que se demuestra en las estadísticas. Quizá, como solución tendremos que buscar aplicaciones que puedan ser más atractivas para las mujeres, que ellas vean más utilidad para sus intereses o gustos”.

Cuando se planteó la posibilidad de participar en esta experiencia piloto, ¿A quién entusiasmó más la idea? ¿Al profesor o los alumnos?

“Primero me entusiasmé yo y se lo planteé a los alumnos. Hicimos una votación en clase: les expliqué que se trataba de una tecnología nueva y que les iba a dar curriculum digital y salió por una unanimidad. La motivación fue tanto del profesor que conocía el Arduino como de los alumnos y todos tuvimos que aprender sobre la marcha. A pesar de que teníamos poco tiempo, lo fuimos haciendo por partes –desde el sensor de temperaturas hasta el riego- y lo integramos en el colegio completo”.

ConcuSmartCity 9 6 2015¿Qué cree que le ha motivado a sus alumnos a participar en esta experiencia?

“El Arduino les sonaba, pero casi ninguno había hecho ninguna aplicación. Cuanto más fueron aprendiendo, más les entusiasmó. Muchos piensan que el Arduino puede ser algo como de juguete, pero usado de forma profesional puede llevar a usos muy potentes. Lo bueno es la cantidad de utilidades y aplicaciones que tiene. Eso hizo que muchos lo aplicaran en su propia casa, por ejemplo para controlar la iluminación”.

¿Entendieron y asumieron el concepto “Smart City”?

“Está claro que el concepto de Smart City es muy amplio y, en general, consiste en mejorar la vida del ciudadano usando la tecnología. En clase vimos muchos vídeos sobre este asunto y debatimos sobre muchos usos en salud, en calidad de vida… De ahí salió la idea de aplicar estos conceptos a un entorno más pequeño como un colegio”.

¿Sus alumnos entienden el concepto de “innovación tecnológica”?

“Estos alumnos tienen ya muy claro este tipo de mentalidad porque estos estudios lo marcan. Nosotros debatimos, normalmente, la noticia tecnológica del día y suelen demandar estas soluciones. También tienen claro que las soluciones se plantean una tecnología con aplicación, porque si una tecnología no llega al mercado, no tiene sentido”.

¿Considera que a la hora del planteamiento del prototipo a construir dentro de esta experiencia piloto sus alumnos han tenido que ejercitar su capacidad de innovación? ¿Es una actividad con la que se enfrentan con cierta frecuencia?

“Sí. De hecho, en sus prácticas en algunas empresas están ya trabajando con Arduino para hacer telecontrol, por lo tanto ya están usando estos conocimientos en el plano laboral. Otros alumnos que ya estaban montando sistemas electrónicos han aplicado estos nuevos métodos porque se les ha dado una nueva visión”.

La participación en esta actividad, ¿les ha permitido adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades? ¿conocimientos de nuevas tecnologías y/o habilidades como el trabajo en grupo?

“Sin duda. Con respecto al trabajo en equipo, nosotros nos dividimos en tres grupos: uno para las aplicaciones móviles, otro para la programación de Arduino y otro para la de electrónica e infraestructuras. Lo bueno es que, en general, en todos los módulos se trabaja en grupo y es muy habitual hacerlo así. Esto es muy importante para cuando estén en la calle trabajando”.

¿Consideran, tanto profesor como alumnos, la experiencia interesante?

“Ha sido una experiencia de la que estamos bastante contentos y la repetiríamos. Nos ha costado por el tema del tiempo, al ir muy justos no nos ha permitido respirar y disfrutarlo. Volveríamos repetir pero intentando planificar un poco mejor los tiempos”.