user_mobilelogo
  • 027_header_semanas_ciencia_2018.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/027_header_semanas_ciencia_2018.jpg
  • 025_header_fake_news_2018.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/025_header_fake_news_2018.jpg
  • 026_header_gestion_innovacion.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/026_header_gestion_innovacion.jpg
  • 024_header_charlas_online_2018.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/024_header_charlas_online_2018.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 012_header_final_OCTSI.gif
    https://www.viveinternet.es/images/headers/012_header_final_OCTSI.gif

Charlas Online TIC

 Banner Lateral Inicio Charlas Online 2017

Taller Noticias Falsas

 Banner Lateral Inicio Fake News 2018

Taller Programacion WebVR 2018

 tic for taller programacion webvr 2018 Banner Lateral

Taller Croma 2018

 tic for codecan taller croma 2018 Banner Lateral

También te puede interesar...

Sin artículos relacionados


No tengas miedo

 

web mod no tengas miedo

 

web mod codecan vertientesweb mod codecan curso scratch

rgpd

Imagen: Pixabay. Parcialmente tratada.

El próximo 25 de mayo comenzará a aplicarse el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que sustituye a la LOPD. Conoce cuáles son tus derechos y obligaciones en esta medida de la UE.

Desde hace más de 20 años, las empresas, principalmente a resultas de la eclosión de Internet y de la cada vez más intensa adopción de las TIC por éstas y los ciudadanos, han debido aplicar una serie de medidas para garantizar la privacidad en la gestión de datos personales.

Con mayor o menor prontitud, mayores o menores exigencias, cada país fue desarrollando su legislación en un ámbito donde las tecnologías someten a retos constantes a los gobiernos.

En 1999 entró en vigor en España la conocida Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal. Ésta, con posteriores adendas, ha constituido desde entonces el marco normativo en nuestro país en lo que a la gestión de datos personales se refiere.

El nuevo Reglamento

Con el propósito de establecer un marco común para toda la UE, el 25 de mayo de 2016 entró en vigor para la Europa de los 28 el denominado Reglamento General de Protección de Datos, que comenzará a aplicarse el próximo 25 de mayo de 2018.

El Reglamento pretende constituirse en un instrumento único, aglutinador de las leyes y prácticas que han demostrado ser las más necesarias y útiles en los últimos lustros en cada uno de los Estados miembros.

Éste no sólo busca normalizar el escenario jurídico en este ámbito en toda la Unión, sino además, reforzar el derecho a la privacidad de la Ciudadanía, últimamente más en entredicho que nunca a resultas del escándalo de Facebook-Cambridge Analytica.

De hecho, uno de los pilares más destacados del RGPD es el referido a la gestión del uso que las empresas como Facebook, Google, Amazon, etc. hacen de nuestros datos. De ahí que el Reglamento haga hincapié en que cualquier organización, independientemente de dónde tenga su sede en el mundo, deberá adaptarse a lo establecido en la UE si para su actividad necesita manejar datos de ciudadanos de la Unión.

Qué hay de bueno para la Ciudadanía

El RGPD se crea para favorecer al máximo y, en la medida de lo posible, que los usuarios tomen por fin el control de sus datos y que éstos no queden a expensas de lo que las empresas deseen para su negocio.

Así, destacan la incorporación del derecho al olvido y el derecho a la portabilidad. El derecho al olvido es un viejo conocido que surgió en 2013 de la necesidad de que los usuarios pudieran solicitar a los buscadores no mostrar en los resultados de búsqueda nada en relación a ellos o a una faceta o suceso determinado de su vida.

Por su parte, el derecho a la portabilidad, implica que un usuario podrá solicitar a una empresa los datos que guarda de éste. Además, podrá pedir a ésta que sean trasladados a otra empresa, siempre y cuando sea técnicamente posible.

Es relevante también la inversión del sentido en la interpretación del silencio por parte del usuario. Así, que éste no se manifieste en un sentido u otro en relación a la utilización de sus datos por terceros ya no implica la aceptación o consentimiento, como ha venido sucediendo en la inmensa mayoría de casos hasta la fecha.

En esta línea el usuario comenzará a ir dejando de encontrarse en la web con casillas ya marcadas a la hora de aceptar términos y condiciones. Igualmente, estos términos y condiciones ya no se le deberán presentar como texto interminables cargados de jerga legal ininteligible para la mayoría de los mortales.

¿Y las empresas?

Afortunadamente para ellas, en España existe una importante cultura en esta materia por parte de la mayoría, derivada de la veteranía de la LOPD. Otra cosa bien distinta es que todas las que manejan datos de carácter personal hayan sido capaces de cumplir con toda aquella normativa, que comprende informaciones periódicas a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), la designación de un responsable de los datos, el acceso a éstos bajo usuario y contraseña, etc.

Sin embargo, el nuevo Reglamento es más exigente en la cantidad de medidas a tomar y establece que no sólo deben cumplirse, sino que cada empresa deberá estar en disposición de demostrar que cumple con los nuevos derechos y principios que recoge el RGPD.

Para facilitar la labor a las empresas, la AEPD puso ya hace tiempo a su disposición una serie de recursos. Por un lado, se lanzó una herramienta web, de nombre Facilita RGPD, que se dirige más específicamente a aquellas entidades que manejen datos personales de bajo riesgo, como datos de clientes, proveedores o recursos humanos. Su uso es gratuito y simple, comprendiendo la cumplimentación de formularios, terminada la cual, la empresa obtiene una serie de recomendaciones o valoración preliminar de sus políticas.

También, desde la AEPD se ha elaborado un listado de cumplimiento normativo, que identifica los requisitos establecidos en el RGPD. Este listado es además un método básico que permite a las empresas obtener una visión general del grado de adecuación a la normativa, siendo especialmente útil tanto para los procesos de análisis de riesgo como en las evaluaciones de impacto.
Otros recursos de interés y apoyo a las empresas son las guías Análisis de Riesgos, Evaluación de Impacto y Hoja de Ruta.

 

ViveInternet

Referencias:
- Xataka
- Web AEPD
- Diario ABC
- Diario El País