user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • Plantilla-Entrate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Plantilla-Entrate.jpg
  • TIC-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/TIC-izate.jpg
  • Protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Protegete.jpg
  • Copy-of-ViveInternet-.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Copy-of-ViveInternet-.jpg

prot act amnesia 5 07 2015

¿Sabes cuál es el número de móvil de al menos 5 de tus contactos? Buena pregunta. ¿Qué pasaría si perdieras todos los datos que guardas en tu smartphone? La llamada Amnesia Digital es precisamente eso: la pérdida de la información que has confiado a las tecnologías exclusivamente.

Las tecnologías existen para facilitarnos la vida. Y lo hacen. Disponemos de decenas, cientos de, por ejemplo, números de teléfonos de contactos en nuestros móviles y no hace falta que recordemos ninguno. Están ahí. Basta recordar el nombre de cada contacto (si acaso) para poder acceder a su número de teléfono, email, cuenta en LinkedIn, Twitter, etc. También guardamos en nuestros móviles un sinfín de fotografías y vídeos, que no acabamos de entender bien dónde se almacenan realmente, si en el móvil, en la Nube o en los dos sitios.

Algunos investigadores ya han evidenciado con sus estudios que los humanos nos vamos volviendo cada vez más torpes e, incluso, hablan de una involución cognitiva en la Sociedad, un retroceso en nuestras capacidades para retener información o procesarla. Somos cada vez más dependientes de ciertas tecnologías. Qué duda cabe, por ejemplo, que es mucho más fácil usar la calculadora del móvil para una determinada operación que usar la cabeza. Nuestras capacidades mentales se atrofian, del mismo modo que se atrofian los músculos cuando no los utilizamos.

En esta línea, la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab indica en un estudio reciente que en España los usuarios habituales de Internet son incapaces de recordar teléfonos tan importantes como los de sus hijos, el de su pareja o el del colegio de sus hijos. Curiosamente, sí son capaces de recordar el teléfono de la casa en la que vivían en su infancia, o el de sus abuelos por aquéllos años.

Sin embargo, la Amnesia Digital no es la imposibilidad de recordar del ser humano. Se trata, en realidad, de la incapacidad de éste de poder tener acceso a la ingente cantidad de información que ha ido almacenando por aquí y por allá. Se habla entonces de este fenómeno cuando un determinado dispositivo o servicio en el que guardamos información deja de estar operativo y, en consecuencia, no podemos acceder a nuestros datos. Del mismo modo, la constante evolución de sistemas operativos, aplicaciones y servicios pueden hacer que cierta información que habíamos creado con una herramienta hace, digamos, 5 años, no pueda ser leída por su sustituta posterior, mucho más potente, pero que pudiera no ser retro-compatible.

No es que no recordemos los datos, porque, muy posiblemente nunca llegamos a memorizarlos. Cuando, por ejemplo, tomamos el número de teléfono de alguien, es muy probable que lo escribamos en nuestra agenda sin prestar ninguna atención al número. Una vez insertado y guardado, sabemos que está ahí. En la tarjeta SIM del teléfono, o en la memoria del teléfono, o en la tarjeta SD del teléfono, o en Google, o en algún lado. Lo cierto es que, cuando nada falla, podremos acceder a los datos del contacto en cuestión.

El problema surge cuando todo falla. En ese momento hablaremos de Amnesia Digital. Un fenómenos que no es propio de la mente humana, sino de las tecnologías que éste usa y desarrolla con su intelecto y que, unido a la despreocupación por memorizar que nos permiten ciertas tecnologías, deja nuestros recuerdos a merced de éstas.

Debes tener en cuenta que las cosas fallan. Si quieres evitar que la Amnesia Digital te afecte no viene mal que uses tu mente para comenzar a hacer copias de seguridad.

 

ViveIntenret
Referencias: