user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

ent func candadito 13 5 2015Candado, texto https e información de certificado en la web de PayPal

Habrás observado en muchas ocasiones que a la izquierda o derecha de la dirección internet de la página en la que te encuentras se muestra un candado. Esto es buena señal. Significa que la página en la que estamos no es un engaño y que, además, el tráfico entre ella y tú viaja codificado.

Si bien no es común a todas, sí que es algo típico de aquellas páginas en las que, por seguridad, los datos deben viajar cifrados, encriptándose en tu ordenador y descodificándose en la página de destino y viceversa. Primero fueron los bancos, como es lógico. Luego los sitios de comercio electrónico, como es lógico también. El hecho de existir un trasiego de datos muy sensibles entre este tipo de páginas y tú, como números de cuentas bancarias, contraseñas de acceso, datos de tarjetas de crédito, etc. hace imprescindible contar con recursos tecnológicos por parte de ciertas páginas para garantizar que los datos, si son interceptados, no puedan ser descodificados.

Además del cifrado, las páginas de esta índole están certificadas. Esto es, disponen de lo que se llama un certificado electrónico web, que garantiza que la página es quien dice ser que es. Es el equivalente web a los certificados electrónicos que incorpora nuestro DNI-e, con los que no sólo podemos firmar, sino que garantizamos ante terceros que somos quienes decimos ser que somos.

Del mismo modo que podemos ver información sobre nuestros certificados electrónicos personales, podemos ver información sobre los certificados electrónicos de las páginas web que hacen uso de este tipo de tecnologías. Para ello, basta con hacer click en el candado que figura en un lateral de las direcciones web. Esto nos mostrará cierta información, como identificación del sitio, empresa titular, qué Autoridad de Certificación oficial acredita la autenticidad del sitio web, etc. Observarás también que, además del candado, la dirección internet de la página en cuestión se presenta precedida del texto "https", en lugar del tradicional "http".

No todo ha sido así siempre. Al principio teníamos que confiar, por ejemplo, en las garantías de proveedores de tarjetas de crédito/débito innovadores como VISA, para recuperar el importe por un posible uso fraudulento de nuestra tarjeta. Con el tiempo, el inmenso incremento en el número de usuarios en la Red, el aumento en el número de servicios sensibles a disposición de los internautas, el consecuente auge de la ciberdelincuencia y otros factores, impulsaron la creación de medidas de seguridad electrónicas para garantizar la tranquilidad de todos y permitir el progreso del negocio online.

Hoy este tipo de medidas se adoptan por muchas páginas web, no necesariamente vinculadas a servicios de índole exclusivamente económica. Así, ya podemos encontrar que servicios de correo electrónico en la nube, como Gmail o Hotmail, encriptan su tráfico. Puedes ver el pequeño candado junto a sus respectivas direcciones web. También, el buscador de Google, establece el tráfico cifrado nada más acceder a él. Tal vez sea este último un caso de "predicación con el ejemplo", pues Google anunció en su momento que, en sus resultados de búsqueda, daría prioridad a aquéllas páginas web que incorporaran tecnologías de cifrado de datos.

 

Fuente: ViveInternet (Elaboración propia)