user_mobilelogo
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 028_header_OCTSI.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/028_header_OCTSI.jpg
  • 004_header_final_enterate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg
  • 001_header_final_ppal.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/001_header_final_ppal.jpg

ent act amazon go

Hace ya más de un mes que Amazon, el gigante de la venta online, abrió en la ciudad norteamericana de Seattle, su primera tienda física. Con esta tienda, Amazon pretende ganar posiciones en el segmento de supermercados de comestibles, una de las categorías minoristas donde no es líder.

Todavía en versión Beta, versión de prueba abierta exclusivamente para el personal de la empresa, la gran novedad que presenta el supermercado es la inexistencia de cajas registradoras. El cliente entra en el supermercado, coge los artículos que desea, los deposita en el carro de la compra y, sin necesidad de pasar por caja, sale con la compra hecha. Con esto se eliminan las colas de caja, lo que según Neil Saunders, director de la consultora de minoristas Conlumino, es la parte más ineficiente del proceso de compra.

Pero, ¿cómo se paga? Tal y como explica Amazon en su web, el cliente debe únicamente descargar una aplicación para móvil de Amazon y escanear un código QR al acceder por unos tornos a la tienda. Mediante un conjunto de cámaras, sensores y la utilización de sistemas de aprendizaje profundo (‘deep learning’), tecnología similar a la usada en los automóviles autónomos, el cliente añade los artículos que desea al carro de la compra, o lo quita, si el usuario cambia de opinión. Al salir el cliente de la tienda, lo cual se detecta mediante un sistema de sensores, el pago se realiza de forma automática, sin necesidad de pasar por ninguna caja registradora y el cliente recibe un recibo de su compra en su móvil.

Así de sencillo, o no tan sencillo, según cómo se mire. Sencillo y fácil sobre todo para el cliente, el cual evitará de esta manera la incómoda espera en las colas de la caja y los sobresaltos con las personas sin vergüenza que suelen colarse. Un claro ejemplo de las ventajas que puede ofrecer en la vida cotidiana el denominado internet de las cosas (IoT en sus siglas en inglés).

 
ViveInternet
 
Referencias:
- Amazon Go
 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar