user_mobilelogo
  • Banner_Taller_Hologramas_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Hologramas_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Croma_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Croma_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_IA_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_IA_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Diseo_3D_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Diseo_3D_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Edicion_Video_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Edicion_Video_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Hablar_Online_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Hablar_Online_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_RV_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_RV_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_RA_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_RA_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Videojuegos_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Videojuegos_2020_Viveinternet.jpg
  • Banner_Taller_Que_No_Te_Engaen_2020_Viveinternet.jpg
    https://www.viveinternet.es/images/headers/Banner_Taller_Que_No_Te_Engaen_2020_Viveinternet.jpg
Pin It

wifi no afecta salud 10 12 2015

Mucho se ha dicho sobre los posibles daños que para la salud suponen las redes Wi-Fi. Lo cierto es que no existen bases empíricas o teóricas que permitan asegurar que es así. Hace un siglo fue la electricidad, después los microondas, las antentas de móviles y éstos. Ahora, la Wi-Fi. ¿Qué hay de cierto?

Como suele ocurrir con todos o casi todos los recursos tecnológicos que emiten ondas electromagnéticas siempre hay opiniones contrarias a su uso alertando de supuestos efectos adversos para la salud. Síntomas como dolores de cabeza, mareos, náuseas, sueño, problemas en la piel, así como la amenaza del cáncer, acompañan en muchas ocasiones a los argumentos en contra del uso de este tipo de tecnologías.

Superado el miedo a las antentas de móviles que abundan en azoteas de edificios y otras zonas altas de las ciudades, así como el posterior temor a los problemas en forma de tumores que el uso del móvil podría acarrear, ahora le toca a la Wi-Fi, que hasta hace poco había quedado ajena al bombardeo.

Sin ir más lejos, el pasado septiembre, el Ayuntamiento de Vitoria, aunque sin base científica para ello, optó por restringir el uso de Wi-Fi en zonas públicas. Según un portavoz del consistorio vitoriano "cuando una actividad representa una amenaza o un daño para la salud humana, hay que tomar mediadas incluso cuando la relación causa-efecto no ha haya podido demostrarse científicamente de forma concluyente". Estra frase resume la realidad: se ha oído algo, dicen esta cosa o aquella otra, leimos que sí pero no, etc. Con el "por si las moscas" por bandera y el temor a meter la pata de fondo, la propuesta fue aprobada por todos los grupos municipales del Ayuntamiento.

Lo cierto es que ni siquiera la Organización Mundial de la Salud ha demostrado que mareos, dolores de cabeza o somnolencia, entro otros síntomas reportados por usuarios de estas tecnologías, tengan una relación directa con la exposición a ondas electromagnéticas como las que generan los dispostivos Wi-Fi, como los routers que tenemos en casa y que tienen cada vez más presencia en lugares púbicos.

Sin embargo, la OMS no pone en cuestión que por encima de ciertos niveles los campos electromagnéticos puedan desencadenar efectos biológicos de alguna naturaleza. En su artículo ¿Qué son los campos electromagnéticos? cita que "según experimentos realizados con voluntarios sanos, la exposición a corto plazo a los niveles presentes en el medio ambiente o en el hogar no producen ningún efecto perjudicial manifiesto. La exposición a niveles más altos, que podrían ser perjudiciales, está limitada por directrices nacionales e internacionales". Se añade en esta publicación que los resultados de los más de 25.000 artículos de investigación publicados en los últimos 30 años en esta materia no confirman que la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad produzca alguna consecuencia para la salud. Peso a esto la OMS también reconoce que "los conocimientos sobre los efectos biológicos presentan algunas lagunas que requieren más investigaciones".

Lo que sí es cierto y claro es que cuanto más popular se hace una tecnología más controvertido y difuso puede volverse el entorno social y cultural en torno a ésta. Pero este no es un problema que tenga nada que ver con las ondas electromagnéticas. Es un problema de desinformación.

Si dudas, puedes por ejemplo apagar el router de tu casa por las noches. No sabemos si mejorará tu salud, pero ahorrarás energía, con una causa-efecto directa sobre la Naturaleza.

 

ViveInternet
Referencias:
- OMS