user_mobilelogo
  • 018_header_conv_compet_digitales_2017.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/018_header_conv_compet_digitales_2017.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 012_header_final_OCTSI.gif
    http://www.viveinternet.es/images/headers/012_header_final_OCTSI.gif
  • 004_header_final_enterate.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/004_header_final_enterate.jpg
  • 013_header_charlas_online_2017.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/013_header_charlas_online_2017.jpg
  • 002_header_final_tic-izate.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/002_header_final_tic-izate.jpg
  • 003_header_final_protegete.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/003_header_final_protegete.jpg

linkedin

En LinkedIn se reune todo tipo de profesionales. Unos buscan empleo, otros lo ofrecen, otros mejoran su negocio. No son pocas las relaciones de negocio que han arrancado ahí. Pero en Linkedin, más que en ningún otro sitio, cómo te presentes es un factor clave. Toma buena nota.

Ya comentamos hace unas semanas los aspectos fundamentales globales para mejorar tu reputación online. Nos centramos ahora específicamente en uno de los prinicpales espacios en Internet para la búsqueda de empleo o para el impulso de tu negocio. LinkedIn es todo un espacaparate, por lo que debes cuidar muy bien cómo te presentas.


Preséntate de un vistazo

Un nombre y una profesión. Tu nombre poco juego tiene, es el que es. Puedes optar por reducirlo y poner un sólo apellido o estirarlo al nivel que figura en tu DNI. Eso sí, si pretendes internacionalizarte, conviene que uses tu primer nombre y un sólo apellido. Sin embargo, a la hora de incorporar tu profesión, debes sintetizar. Debes ser capaz de expresar lo máximo en el mínimo espacio. Los posibles ojeadores pueden estar cansados de buscar y leer decenas de perfiles. Así que la forma en la que escribas tu profesión deber ser breve pero rica en información. Ten en cuenta que LinkedIn establece un máximo de 120 caracteres para este campo. Puedes decir, por ejemplo "Arquitecta". Breve, de acuerdo. Pero sería de agredecer algo más, como "Arquitecta especialista en Paisajismo", por ejemplo.


Da el salto y ve más allá de España

Muchos de los que tienen una cuenta en LinkedIn olvidan este aspecto. ¿Y si te pierdes la oportunidad profesional de tu vida por esto?. En LinkedIn el idioma más usado es el inglés. No hablamos de que crees tu perfil con tu profesión esrita en inglés y el resto en español (práctica muy habitual). Nos referimos a que crees una versión en otro idioma de tu perfil. Esto es algo sencillo de realizar. Vete al menú "Perfil" y selecciona la opción "Editar Perfil". Esto te mostrará la página de edición de tus datos.  Observarás en tu ficha un botón que dice "Ver perfil como". Si te posicionas con el ratón sobre la flecha que hay a su derecha, emergerá un menú con la opción "Crear perfil en otro idioma". Si no dominas ese otro idioma, pide ayuda a alguien conocido que te pueda echar una mano con la traducción. Evita las traducciones automáticas.

 

Cuida tu foto: vale más que mil palabras

Olvídate de fotos serias tipo DNI en blanco y negro. "¡Una sonrisa, por favor!". Intenta transmitir tranquilidad, ilusión y simpatía, aparte de profesionalidad. La foto debería mostrar un poco más que la cara, incluyendo hasta los hombros. Recuerda que el protagonismo de la foto debe recaer en ti. Así que evita fotografías en las que se vea o intuya gente u objetos detrás. El fondo de la fotografía debe ser claro, blanco o beige muy tenue.


Tu curriculum: claro, conciso y organizado

Intenta ser breve, pero más aún que en el papel. En Internet se lee menos y con más prisa. Ya habrá tiempo de solicitarte más información si alguien estuviera interesado en ofrecerte un trabajo, aunque ya estés empleado y no tengas ningún interés particular en cambiar de empresa.

Destaca, por este orden, tus logros más destacados, así como cuáles son las responsabilidades en tu actual puesto de trabajo, si tienes uno. Cuenta después en qué ha consistido tu experiencia anterior, de manera sintética pero clara. Deja para el final tus estudios.


Mantente con vida en LinkedIn

No basta con crear tu perfil y esperar. Publica algo con cierta frecuencia sobre tu ámbito profesional. Esto demostrará que te gusta lo que haces y que sabes de ello. Es imporante que no canses a  tus contactos con un exceso de publicaciones. Al final acabarán por ignorarlas. Una a la semana o cada quince días puede ser suficiente. Es fundamental también que revises de vez en cuando tus datos de contacto y que compruebes que éstos siguen siendo correctos. No es poco habitual que cambiemos de cuenta de correo y nos olvidemos de cambiarla en LinkedIn.


Haz correr la voz

Un asunto fundamental también es decir al mundo terrenal que usas LinkedIn. Para ello, si tienes tarjeta de visita, no olvides incluir en ella la dirección de tu perfil en LinkedIn. También debes incluir el icono de LinkedIn en la firma al pie de tus correos electrónico, vinculado a tu perfil allí.

 

¡Suerte!

 

ViveInternet
Referencias: