user_mobilelogo
  • 022_header_taller_RV.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/022_header_taller_RV.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 021_header_conv_demola_2017.png
    http://www.viveinternet.es/images/headers/021_header_conv_demola_2017.png
  • 012_header_final_OCTSI.gif
    http://www.viveinternet.es/images/headers/012_header_final_OCTSI.gif
  • 013_header_charlas_online_2017.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/013_header_charlas_online_2017.jpg

ent act consejos robo smartphone

El robo de la identidad es mucho más común y usual de lo que pensamos. Antes del boom de las TIC, el caso más habitual de robo de identidad era mediante la sustracción de la cartera o el bolso. Esto suponía la pérdida, en el peor de los casos, del DNI, de la tarjeta de crédito y de las llaves de la casa. Bastaba con llamar a la policía, renovar la documentación, cambiar la cerradura de casa y anular la tarjeta de crédito.

Hoy en día, sobre todo tras la eclosión de las TIC, en especial smartphones, tabletas y ordenadores, el robo de identidad ha dado un paso más allá. El robo de uno de estos dispositivos no sólo supone una pérdida material, del teléfono, tableta u ordenador en si, sino que supone la pérdida de mucha información personal. En él almacenamos fotografías y vídeos personales, cuentas de banking online, cuentas de correo electrónico, documentos personales y contraseñas. Usamos servicios como los pagos a través de cartera móvil o aplicaciones de transferencias de dinero, gestionamos nuestros contratos de suministro eléctrico, consumo de agua, usamos apps de vigilancia mediante conexión de cámaras web en nuestro hogar o locales, etc. Es lo que se conoce como nuestra identidad digital, todos los datos de carácter personal que almacenamos en nuestros dispositivos.

Los ciberdelincuentes son conscientes de ello e idean cada día nuevas técnicas de phising para sustraer nuestra información personal con el objetivo de sacar provecho económico. La Comisión Federal de Comercio del Gobierno de los EE.UU. nos detalla, en su página web, una serie de recomendaciones para proteger nuestra identidad digital, que listamos a continuación:

Recomendaciones para el Smartphone:

  • Bloquea el acceso a tu teléfono. Usa un código de acceso que tenga como mínimo 6 dígitos o usa un patrón de bloqueo o un lector de tu huella digital. Configura tu teléfono para que se bloquee cuando no esté en uso. Este es un paso especialmente importante si usas una cartera móvil o aplicaciones de transferencia de dinero.
  • Actualízalo y haz copias de seguridad. Haz copias de seguridad de los datos de tu teléfono de manera regular y automática y controla que estén activadas las actualizaciones automáticas. Al hacer copias de seguridad de los datos de tu teléfono de manera regular y automática te aseguras de conservar tus datos incluyendo tus fotos, notas y otros datos importantes, si el aparato desaparece.
  • Busca ayuda para encontrar tu teléfono. Instala y activa la función Buscar iPhone o Find My iPhone para los dispositivos iOS, o Buscar mi aparato o Find My Device para los dispositivos Android. Si pierdes tu teléfono, estas aplicaciones podrían ayudarte a localizarlo. Si te roban el teléfono, estas aplicaciones también te permiten enviar un comando de manera remota para borrar los datos de tu aparato – incluso si un ladrón lo enciende.
  • Si desaparece tu teléfono, avisa a tu proveedor de servicio móvil. Llama tan pronto como te des cuenta de que ha desaparecido tu aparato. La compañía puede inhabilitar la tarjeta SIM de manera permanente o temporal para impedir que alguien use el aparato para efectuar llamadas o para acceder a internet. También puede ser útil tener un registro del número de serie de tu teléfono o número IMEI (un identificador único de tu teléfono).

Recomendaciones para cuentas online:

  • Activa el sistema de doble autentificación. Eso significa que tendrás que ingresar tu contraseña y una segunda manera para probar que eres tú. Con esta segunda capa de seguridad a los ladrones les será mucho más difícil acceder a tus cuentas y bloquear tu acceso a las cuentas. Varios proveedores ofrecen distintas opciones para verificar tu identidad, asegúrate de implementar un método de respaldo (como códigos de uso único o una dirección de email) en caso de que no puedas acceder a tu aparato para recibir mensajes de texto o llamadas telefónicas.
  • Esté al tanto de cuáles son los aparatos que tienen acceso a tus cuentas. Varias webs de redes sociales y proveedores de servicio de email, así como algunos sistemas operativos de teléfono te permiten ver en el menú de configuración cuáles son los accesos de conexión a las cuentas desde tus aparatos. Puedes eliminar los aparatos de cada cuenta, y desconectarte del sitio web de manera remota desde un ordenador u otro aparato. Este es un paso útil a seguir si alguna vez pierdes tu teléfono, tablet u ordenador portátil.
  • Verifica las notificaciones de las cuentas y de inicios de sesión. Varias cuentas de email y redes sociales pueden enviarte una notificación cuando se produce un inicio de sesión en tu cuenta desde nuevo aparato, o si alguien trató de cambiar tus contraseñas.
  • Si tienes dudas, cambia tus contraseñas. Si perdiste tu aparato, cambia tus contraseñas. Muchos de nosotros configuramos nuestros aparatos para que recuerden las contraseñas – lo cual significa que alguien que consiga tu teléfono podría acceder a tus cuentas y a tu información personal. Así que si pierdes tu teléfono, cambia de inmediato las contraseñas de tus cuentas de email, redes sociales, trámites bancarios en línea, compras y demás.

 

ViveInternet

Referencias:

- Comisión Federal de Comercio

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar