user_mobilelogo
  • 021_header_conv_eatic_2018.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/021_header_conv_eatic_2018.jpg
  • 017_header_ojito_con_la_red.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/017_header_ojito_con_la_red.jpg
  • 012_header_final_OCTSI.gif
    http://www.viveinternet.es/images/headers/012_header_final_OCTSI.gif
  • 013_header_charlas_online_2017.jpg
    http://www.viveinternet.es/images/headers/013_header_charlas_online_2017.jpg

ent act control internet menores

Con la aparición de los smartphones y las tablets, se podría decir que el acceso a Internet se ha universalizado, tanto en lo que a la edad del usuario se refiere, como al lugar desde el que se accede . Ya no se accede únicamente desde el ordenador de casa que usa toda la familia o desde el ordenador del trabajo. Ahora, desde niños de primaria hasta ancianos jubildados disponen de un smartphone o tablet desde el que, gracias a las tecnologías móviles que permiten la transmisión de datos, pueden acceder a Internet en cualquier momento y en cualquier lugar.

Para los padres y madres supone grandes ventajas a la hora de educar a sus hijos, pero también algunos inconvenientes. Muchos tienden a despreocuparse y desentenderse, ya que consideran a sus hijos nativos digitales que conocen las TIC mejor que ellos mismos. Eso es completamente falso. Dado su menor desarrollo emocional, los niños necesitan recibir pautas de utilización de las TIC. Desde Viveinternet consideramos la educación conductual clave para ello, pero también somos conscientes de que, en ocasiones, sólo con ello no es suficiente. También es necesaria la educación tecnológica.

En este artículo te damos algunos sencillos consejos para para controlar el uso de Internet que hacen tus hijos. Dividiremos estos consejos en función del dispositivo que se use para acceder a Internet:

1- Acceso desde un ordenador de sobremesa

El primer consejo en este caso es bien sencillo y no por ello menos efectivo. Colocar el ordenador en un lugar común de la casa, habitualmente el salón, consigue que se comparta el uso del mismo y, en caso de que el menor tenga alguna duda, podrá consultarlo rápidamente con los padres. Además de este aspecto básico, a nivel de software se pueden usar las funciones de control parental que ya incorporan los propios sistemas operativos. En caso de Windows, hay que ir a la aplicación de Configuración desde el menú de Inicio y, luego, hacer clic en Cuentas > Familia y otras personas. Para cada cuenta de niño creada habrá que abrir una cuenta de Microsoft. Las cuentas de los menores de Windows permiten a los padres limitar el tiempo en el uso del ordenador, definiendo rangos horarios en los que se puede o no se puede utilizar el mismo, así como establecer las páginas web adecuadas para ellos y bloquear el acceso a determinadas aplicaciones y juegos.

Si su ordenador de sobremesa es un Mac, hay que abrir las Preferencias de sistema y luego hacer clic en Controles parentales. Una vez activados estos filtros, se puede utilizar la configuración automática, que bloquea por defecto el acceso a páginas web con contenido para adultos predefinidas por Apple, u optar por crear una lista personalizada, siendo los padres los que eligen las páginas a las que no puede acceder el menor. Al igual que en el caso de Windows, también es posible establecer rangos horarios y bloquear ciertas aplicaciones y juegos.

Aparte de estas opciones, integradas en los propios sistemas operativos, se puede optar por instalar algún software de control parental con múltiples funcionalidades. Existe una gran variedad en el mercado. Basta con buscar "software control parental" en Google y dejarse asesorar por algún entendido en la materia para elegir uno. Desde Viveinternet recomendamos Qustodio, una herramienta de control parental multiplataforma y cuya versión básica es de carácter gratuito. Además tienen versiones para tabletas y smartphones tanto Android como iOS.

2- Acceso desde smartphone o tableta Android

Este sistema operativo incluye diversas opciones integradas. La primera es la posibilidad de "bloquear" la pantalla de la tableta en una sola aplicación, de forma que el pequeño no pueda salir de ella y usar otras apps. Para activar esta función hay que abrir los Ajustes del dispositivo y, luego, ir a Seguridad > Fijar pantalla. A continuación, hay que abrir la app que se quiere fijar y, desde la lista de todas las aplicaciones abiertas, tocar el icono de chincheta para fijarla en pantalla.

Otra opción, en este caso exclusiva de las tabletas con Android 4.3 o superior, es la posibilidad de crear perfiles de usuario especiales para niños, que limitan las aplicaciones que pueden utilizar y los contenidos que pueden abrir. Estos perfiles se crean desde Ajustes > Usuarios.

Además de las opciones integradas en el sistema operativo, también existen aplicaciones específicas para Android con las que restringir el uso de Internet a los menores. Para ello tendrá que ir a Google Play y buscar las diferentes aplicaciones que existen.

3- Acceso desde smartphone o tableta iOS

En el caso de tener un iPad, esta tableta también cuenta con una función que bloquea una sola aplicación en pantalla. Se llama Acceso Guiado y para activarla hay que abrir los Ajustes y luego ir a General > Accesibilidad.

Además, en el iOS hay otros filtros llamados Restricciones que dejan bloquear ciertas funciones del sistema operativo. Están en el menú General > Restricciones, dentro de Ajustes. Con su activación se puede prevenir la instalación de nuevas apps (o desinstalación de las existentes), bloquear las compras dentro de aplicaciones y filtrar el contenido al que el niño pueda tener acceso a través de iTunes (apps, música, podcasts, películas y libros).

Al igual que en Android, también existen aplicaciones específicas de control parental para iOS. En este caso hay que acceder a Apple Store y realizar la búsqueda correspondiente.

 

ViveInternet

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar